Cómo adaptar el baño para personas mayores o con movilidad reducida

El baño es un espacio que requiere de ciertas adaptaciones para hacerle la vida más fácil y cómoda tanto a nuestros mayores como a personas con movilidad reducida. Hoy te traemos algunos consejos para conseguir que sea lo más accesible posible.

Los baños adaptados para personas mayores o con alguna discapacidad que afecte a su movilidad, son cada vez más necesarios, ya que la esperanza de vida se incrementa. Esto es debido no solo a los avances médicos, sino también gracias a la mejora del diseño de productos a su medida, que les hacen la vida más confortable.

La calidad y longevidad de nuestra vida ha incrementado significativamente estos últimos años dejando paso a una sociedad donde el número de octogenarios es mayor. Esto nos atañe a todos, no solo porque se prevé que en el año 2050 las personas mayores de 65 estén por encima del 30% de la población, sino porque es importante cuidar de las personas mayores que nos rodean.

Cuando el paso del tiempo o la discapacidad afecta tanto a la movilidad como a la independencia, es necesario reformar y adaptar los espacios donde habitan las personas que los padecen, para hacerlos lo más accesibles posible.

El diseño de cuarto de baño para personas mayores pasa por incluir productos PMR, que facilitan la independencia de nuestros mayores dándoles la confianza que necesitan para sus rutinas diarias.

adaptar-bano-personas-mayores-movilidad-reducidaPlato de ducha a ras de suelo

Diseño cuarto baño personas mayores: Principios universales

El objetivo del diseño universal es simplificar la realización de las tareas cotidianas gracias a la creación de servicios, productos y entornos más sencillos de usar por todas las personas, independientemente de cuál sea su edad y capacidades.

Algunos diseñadores de productos, ingenieros, arquitectos e investigadores del diseño ambiental colaboraron para instaurar los siguientes principios como guía, que es de gran utilidad para crear baños adaptados para personas mayores.

  1. Igualdad de uso: el diseño tiene que ser adecuado y fácil de usar para todas las personas, sean cuales sean sus capacidades. 
  2. Intuitivo y simple: también ha de ser sencillo de entender, independientemente de los conocimientos, las habilidades, el nivel de concentración del usuario y su experiencia.
  3. Flexibilidad: es fundamental que el diseño sea capaz de adecuarse a un amplio rango de habilidades y preferencias individuales.
  4. Tolerante a errores: el diseño debe minimizar las acciones fortuitas o accidentales que puedan tener consecuencias no deseadas como caídas y lesiones.
  5. Escaso esfuerzo físico: además, tiene que poder ser usado de manera eficaz, es decir, con el mínimo esfuerzo posible.
  6. Dimensiones apropiadas: es muy importante que los espacios y los tamaños sean apropiados para el alcance, manipulación y uso por parte de todos los usuarios, tengan o no necesidades especiales. 

Todos estos principios los cumple la serie EASY de Noken, creada especialmente para personas con movilidad reducida.

Claves de baños adaptados para personas mayores

Lo primero que hay que tener en cuenta para un diseño de baño para personas mayores o con movilidad reducida es la accesibilidad.

Es esencial contar con un camino despejado sin barreras, sin objetos sueltos como alfombras u otros elementos que puedan dificultar el movimiento. La puerta debe tener un ancho suficiente para que pase una silla de ruedas, es decir mínimo 80 cm, y abrir hacia afuera para no dificultar la salida en casos de urgencia. La manilla debe ser fácil de accionar.

También es importante que el pavimento sea antideslizante, puesto que en el baño podemos encontrarnos con un suelo mojado que podría resultar peligroso.

adaptar-bano-personas-mayores-movilidad-reducidaBaños adaptados para personas mayores 

El inodoro

La reducción del tono muscular dificulta el acto de sentarse o levantarse del inodoro. Por ello es recomendable ponerlo a 45-50 cm del suelo, además de:

  1. Instalarlo a una altura superior si es un inodoro suspendido.
  2. Adquirir inodoros de mayor altura si son a suelo.

Por supuesto, tienen que estar bien fijados al suelo o la pared. Y, además, es recomendable añadir accesorios de baño para personas mayores como son las barras de apoyo Easy para ayudar con los movimientos de levantarse o sentarse.

También es recomendable instalar pulsadores touchless, que facilitan las rutinas en el baño al accionarse con sensor de presencia.

adaptar-bano-personas-mayores-movilidad-reducidaInodoro suspendido Easy adaptado a PMR + pulsador I-Confort Line (touchless)

El plato de ducha

En los baños adaptados para personas mayores, es más habitual instalar platos de ducha que bañeras, ya que estas últimas limitan la movilidad. 

El espacio de la ducha debe ser amplio. Como mínimo 80 cm, pero si es posible más.

Además, es recomendable tener espacio suficiente por si se requiere la presencia de un cuidador.

adaptar-bano-personas-mayores-movilidad-reducidaPlato de ducha Slate (antideslizante ) para baño movilidad reducida

Las sillas de baño para personas mayores son un accesorio muy recomendable, que además pueden ser abatibles para que no ocupen espacio cuando no se usen. Al igual que junto al inodoro, hay que colocar barras horizontales, que ayuden al levantarse del asiento o para ofrecer mayor seguridad al estar de pie.

La grifería de ducha debe accionarse de forma fácil, con maneta tipo palanca y debe poderse utilizar desde el asiento en posición sentada.

También es una buena opción instalar botones de emergencia para avisar de una posible caída o resbalón.

adaptar-bano-personas-mayores-movilidad-reducidaSillas de baño Easy para personas mayores

El lavabo

En los baños adaptados para personas mayores, los lavabos deben instalarse a una altura que les facilite el uso. Es igualmente importante dejar hueco en la parte inferior si se necesita acceso con silla de ruedas. Así que, es conveniente que el lavabo no tenga pie, ni mueble en la zona inferior, que impida el acercamiento al mismo con una silla de ruedas o realizar maniobras dentro del baño.

Por su parte, los espejos reclinables son de ayuda para poder adaptarse a las distintas alturas.

adaptar-bano-personas-mayores-movilidad-reducidaLavabo adaptado para PMR

La grifería con palanca ayuda a la movilidad porque facilita el acceso y reduce la fuerza que tienes que hacer para accionarla.

Por su parte, la grifería Touchless, que al funcionar con sensor es sencillo de usar porque no requiere contacto físico, también es una alternativa ideal para diseñar cuartos de baño para personas mayores. 

¿Te ha resultado de utilidad este post? Puedes ampliar información descargando nuestro catálogo centrado en accesibilidad y confort para PMR.

Artículos relacionados